COLEGIO Y LICEO STELLA MARIS

Edmund Rice

Sistema de Gestión

Recordarme en esta computadora

Olvidé mi contraseña

Historia

 

Durante los años 1953 y 1954, un grupo de familias católicas uruguayas, gestionó ante los Christian Brothers de Irlanda, ya instalados en la Argentina en el Colegio Cardenal Newman, la posibilidad de venir al Uruguay y fundar un colegio para varones en el barrio de Carrasco.

Para ello se crea un comité integrado por la familia Moor-Davie, Germán Surraco, Manuel Pérez del Castillo y Stella Ferreira , Adolfo Gelsi, Enrique Rozada, Antonio Barreiro, Conrado Hughes, Francisco Ferrer, Rodolfo Anaya, Antonio Galán, Eduardo Strauch y Jorge Alvarez Olloniego. También colaboran Alberto Gallinal, Guillermo Strauch, Roberto Hounié, Jorge Aznárez y Eduardo Berenbau.

Luego de arduas gestiones, a comienzos de 1955 llegan el Brother J. I. Doorley y el Brother J. V. Ryan al Uruguay, con la misión de realizar los últimos trámites para la apertura del nuevo colegio. Alquilan la casa situada en la rambla República de México 6585 esq. Puyol, donde actualmente se encuentra un edificio. El Br. Doorley retorna a Buenos Aires, al colegio Cardenal Newman y es sustituído por el Br. P. C. Kelly. Poco tiempo después se unen los Brothers J. V. O'Reilly y H. G. McCaig.

Todo está pronto para la inauguración oficial del nuevo colegio.

Las clases comienzan ese año el lunes 2 de mayo, debido a una epidemia de poliomielitis que obliga a las autoridades a postergar el comienzo de cursos.

El Brother Patrick Kelly, muy devoto de la Virgen y dado que el colegio se encontraba frente al mar, decide ponerlo bajo su protección, dedicárselo y llamarlo "Stella Maris", al igual que la parroquia de la zona.

El patio para las actividades físicas y deportivas era, en la Playa Carrasco, frente a la casona. Un tiempo después el Carrasco Polo Club permitió el uso de sus canchas una vez por semana. Luego cuando el alumnado fue creciendo se permitió que asistieran dos noches a la semana a practicar. La generosidad de este club le permitió a los hermanos implementar una parte fundamental de su sistema educativo: el deporte.

El Brother J. V. O'Reilly fue quien introdujo el rugby al colegio y por muchos años este fue el deporte oficial. En 1958 los equipos del colegio viajaron a Buenos Aires, por primera vez, para jugar contra sus pares del Colegio Cardenal Newman, lo que se convirtió luego en una tradición que se mantiene hasta nuestros días.

El colegio crece rápidamente. De 93 alumnos en 1955 pasa a 137 en 1956 y a 279 en 1958. En 1956 ya hay cuatro clases de primaria; en 1957 se incorpora otra casa en la misma manzana, en Potosí 1536, en los fondos de la casona de Puyol y la Rambla; en 1958 ya hay dos grupos por grado.

En 1959 comienza Secundaria, con un primer año y cuatro profesores.

El 12 de marzo de 1961 se inaugura la sede actual del colegio en la calle Máximo Tajes, con la bendición del Cardenal Antonio Ma. Barbieri.

A fines de 1962 egresa la primera generación de alumnos de cuarto de liceo.

En 1963 comienza el sistema de "Houses", que identifica a todos los alumnos y sus familias en cuatro grandes grupos: Prior, Sion, Iona y Newman. El "Family Day", un día muy especial en donde en clima de alegre convivencia y espíritu deportivo, comparten su amistad padres, alumnos y docentes del colegio, es la oportunidad de encuentro y motivo para defender cada cual, el color de su "House".

En 1972 se amplía el edificio agregándole un nuevo sector para Secundaria. En 1976 este sector se completa con la construcción de una segunda planta para bachillerato, que incluye una biblioteca y laboratorios de Física, Química y Biología.

El 13 de octubre de 1972 será una fecha siempre recordada en el colegio. Ese día, un avión Fairchild F-227, perteneciente a la Fuerza Aérea Uruguaya con un equipo de rugby de ex alumnos, familiares y amigos, cae en los Andes.

El 21 de diciembre, 72 días después del accidente, se rescata a un grupo de pasajeros que lograron sobrevivir a esta tragedia. En la inmensidad de la montaña surge el milagro.

En 1985 ingresa la primera generación de chicas a Bachillerato y a partir de 1989 ingresa la primera generación de niñas a Preparatorios de Primaria. Desde ese año el colegio pasará paulatinamente a ser mixto en todos sus niveles y a tener tres grupos por grado en lugar de los dos existentes. Estos dos hechos marcan un hito en la historia del colegio que había sido desde su inicio un colegio exclusivamente de varones.

En 1991 el colegio agrega Jardinera de 4 años en Primaria.

A partir del año 2002 a la fecha el colegio ha acompañado, su ritmo de crecimiento ininterrumpido de alumnado, con un crecimiento en obras como el nuevo edificio de Primaria y Nivel Inicial en 2002, el piso de Bachillerato Internacional y nuevos laboratorios de Informática en el 2003, el nuevo comedor y ampliación del piso de Bachillerato Internacional en el 2004. En el 2005 se llevó a cabo la ampliación del primer piso de Primaria coincidiendo con la celebración de los 50 años del colegio y finalmente durante el transcurso del 2007 se realizaron las obras del nuevo gimnasio.

Los Hermanos no residen actualmente en Uruguay. En el año 1998 dejan el colegio, quedando solamente su presencia entre nosotros a través de la comunidad de La Cruz, en donde permanecieron hasta el año 2004.

Varias generaciones se han beneficiado de la educación de Edmundo, educados en el "amor por las obligaciones sociales", en el servir al prójimo y a responder a sus necesidades.

Al retirarse los Brothers se crea la Comisión de Acción Social con el objetivo de coordinar y planificar el servicio social, integrada por padres de alumnos, docentes, ex alumnos y el Old Christians Club.

Hoy en día los colegios de los Hermanos Cristianos que existen en varios lugares del mundo, emulan el ejemplo de su fundador, Beato Edmundo Rice, de desarrollar al máximo toda dimensión de la persona, junto con el desarrollo de un sentido de valores y un compromiso al servicio de los demás.